7/02/2007

Francisco Antonio de Zela

FRANCISCO ANTONIO DE ZELA

Francisco Antonio de Zela nació el 24 de julio de 1786 en Lima. Hijo de doña Mercedes de Arizaga y Hurtado de Mendoza y de don Alberto de Zela y Neyra. Se casó con doña María de la Natividad Siles y Antequera.
Al morir su padre, Francisco Antonio, era un aprendiz de ensayador y fundidor de las Cajas Reales de Tacna.

Francisco Antonio De Zela y Arizaga es notable por declarar el primer grito libertario en la ciudad peruana de Tacna el 20 de junio de 1811 es un intento para iniciar la independencia del Perú. De Zela fue apoyado por un numeroso grupo de criollos, mestizos e indios, entre ellos el cacique de Tacna Toribio Ara junto a su hijo José Rosa Ara y el cacique de Tarata y Putina Ramón Copaja.

La rebelión de Tacna estaba en estrecho contacto con la revolución argentina, que se inició en Buenos Aires el 25 de mayo de 1810. Los argentinos enviaron un ejército a la región de Charcas (Bolivia), bajo el mando del general Antonio González BalcarceJuan José Castelli

Ellos enviaron proclamaciones a varias ciudades en el sur del Perú, invitándolos a seguir en la revolución. La ciudad de Tacna fue la primera bajo la dirección de Don Francisco Antonio De Zela, asaltando primeramente el cuartel de caballería y luego el cuartel de infantería que estaban situados a dos cuadras de distancia. a la voz de "...cargar y adelante", la noche del 20 de junio de 1811. y el abogado

Trágicamente, el mismo día (20 de junio) el ejército argentino fue derrotado por fuerzas españolas encabezados por el Brigadier Goyeneche en la zona de Guaqui, cercano al lago Titicaca, y por lo tanto, De Zela nunca recibió el apoyo necesario. Esta noticia crea un problema moral para De Zela y su reducida tropa, como resultado de ello, fueron diezmados y algunos capturados por los españoles sin presentar batalla. Los principales dirigentes de la rebelión fueron sometidos a juicio, entre ellos De Zela, llevándolo a Lima para ser condenado a 10 años en la prisión militar de Chagres-Panamá, De Zela murió allí.

LA REBELIÓN DE TACNA

Francisco Antonio de Zela fue notable por realizar el primer levantamiento por la libertad en la ciudad de Tacna, el 20 de junio de 1811, como primer intento de la Independencia del Perú. Francisco Antonio de Zela fue apoyado por un grupo de criollos, mestizos e indios, entre ellos los caciques de Tacna Toribio Ara y su hijo José Rosa Ara y el cacique de Tarata Ramón Copaja.

Recibe el título de Comandante Militar de la Unión Americana.
La rebelión de Tacna estaba en estrecho contacto con la revolución de Argentina, iniciada en Buenos Aires el 25 de mayo de 1810. Zela enarboló una bandera con colores azul y blanco a cuatro campos triangulares y similares a la bandera de la Junta Suprema de Buenos Aires.

Los argentinos enviaron un ejército (Ejército del Norte) a Charcas (Bolivia), bajo el mando del general Antonio González Balcarce y el abogado Juan José Castelli. De allí enviaron proclamaciones a varias ciudades del Perú, invitándolos a que las sigan en la revolución. La ciudad de Tacna fue la primera en responder bajo la dirección de Francisco Antonio de Zela, ocupando el cuartel de caballería Regimiento Dragones del Rey.
¡Tacneños! ¡Patriotas!...Llego la hora. Ya somos libres. Esta libertad debemos afirmarla con nuestro esfuerzo, con nuestros brazos armados, con la fortaleza de nuestros corazones. Los pueblos de América están pendientes de nuestra acción...

Francisco Antonio de Zela. Tacna. 20 de junio de 1811
Pero el mismo 20 de junio las fuerzas virreinales derrotaron al Ejército del Norte en la Batalla de Guaqui, al borde del Lago Titicaca, y Francisco Antonio de Zela nunca recibió la ayuda necesaria. Estas noticias causaron un problema en la moral de las tropas de Francisco Antonio De Zela y consecuentemente, fueron derrotados por los españoles. Capturaron a los líderes principales de la rebelión, entre ellos Francisco Antonio de Zela.

Fue condenado al destierro y prisión por 10 años en Chagres (Panamá).


LAS TRES CARTAS DE ZELA

Carta de Zela para los alcaldes y al comandante militar de Arica (Tacna, 21-06-1811)

“Comandancia Militar de la Unión Americana

A los señores alcaldes y comandante militar de la ciudad de Arica

         A los señores alcaldes y comandante militar:

         Incluyo, para conocimiento de vuestras mercedes, copia del bando que en el día de hoy se ha publicado por la Comandancia Militar del Partido, que ejerzo provisionalmente.
            Espero de la religiosidad de vuestras mercedes, de su celo patriótico e interés propio, que no vayan en nada en contra de lo que se relacione con nuestra justa causa, sagrada religión, Patria y estado.
            De lo contrario se harán vuestras mercedes muy infelices; y cualquier otro que con ceguedad se oponga a tan justa determinación, se expondrá a que se le desatienda y declare por desconocido a la nación; lo que en todo derecho se castiga con las más severas penas.
            Hago saber que castigaré con las mayores penas al que tuviera la desgracia de caer en semejante entredicho.
Ofrezco a vuestras mercedes y a todo el vecindario protección, amparo, y justicia.
            La mansedumbre de mi corazón y la generosidad de nuestros restauradores, cuya personería ejerce el doctor don Juan José Castelli, darán a conocer el beneficio que se os espera.
            Dios guarde a vuestras mercedes muchos años.

Francisco Antonio de Zela”

(Cuneo: 1961; 125-126)

Fuente: de un libro inédito

 

Carta de Francisco Antonio de Zela a Felipe Portocarrero (Tacna, 20-06-1811)

De nuestro libro inédito, Todo sobre Francisco Antonio de Zela (preguntas y respuestas), mostramos una carta que remite Francisco Antonio de Zela a Felipe Portocarrero. Dicha misiva está fechada el 20 de junio de 1811.

“Tacna y 20 de junio de 1811

Señor sargento mayor don Felipe Portocarrero Calderón

Arica

            Muy señor mío y apreciado compatriota y amigo:

            Ya llegó el día en que se cumplan los ofrecimientos hechos por el pasado, y en que usemos de los rasgos de valentía y generosidad con que debemos cuidarnos unos a otros como verdaderos hermanos.
            A las ocho de las noche, de hoy, nos hemos apoderado de ambos cuarteles, y quedamos de dueños de la plaza.
         El coronel Navarro se halla preso e incomunicado.
         El Subdelegado ha fugado, pero sabemos que se halla oculto en la casa del párroco.
         ¡Ya caerá en nuestras manos!
El vecindario está tranquilo y de parte nuestra.
Sus vivas a la Patria se confunden con sus aclamaciones al Rey don Fernando VII.
         Nuestra actuación está asegurada.
         No hay que temer, pues en estos instantes sale propio dirigido al doctor Castelli, que actualmente se halla acampado en el llano de Jesús de Machaca, pidiéndole dos mil hombres, y es de esperar que dentro de ocho días los tengamos en casa.
         Por de pronto daré a usted las fuerzas que sean necesarias para resguardo de ese puerto.
-Ánimo amigo, y que Dios aumente los años de vuestra merced; son los deseos de su amante compatriota.
Besa la mano de vuestra merced su obsecuente servidor.

Francisco Antonio de Zela

         P. D. Incluyo copia del bando que se publicará mañana por la Comandancia Militar del Partido, cargo que ejerzo provisionalmente.
         Espero de la oficiosidad de vuestra merced y de su celo por nuestra justa causa que en ésa no se vaya en contra de nada que afecte a nuestra sagrada religión; y que a cualquiera que con ceguedad se oponga a tan justa determinación se le desatienda y declare por desconocido de la nación y se le castigue con las mayores penas.
         Ofrezco a vuestra merced y a todo ese vecindario la protección y amparo necesarios.
         Vale”.
(Cúneo: 1961; 114-115)

Carta de Francisco Antonio de Zela a Ramón Copaja (22 de junio de 1811)


Está feneciendo el mes de abril, a pesar de las dificultades que nos ofrece la existencia, seguimos adelante. Revisando diversos documentos hemos hallado la carta que le envía Franisco Antonio de Zela a su compadre Ramón Copaja, cacique de Tarata. Dicho documento es importante en la medida que ratifica hechos anotados en otros artículos del presente blog. Por citar:

Francisco Antonio de Zela no rompió con la monarquía española, el criollo limeño la sostiene. Es decir, Zela no ha sido un revolucionario que quiso transformar la sociedad peruana reinante. Con su movimiento armado Zela pretendió, al parecer, hacer algunas reformas económicas, sociales... mas no se arrancó su sello fidelista.


Tacna, 22 de junio de 1811

Compadre muy amado

La orden que antecede es circular, pero con (usted) me significo como siempre ofreciendo a su disposición el empleo de Comandante Militar de este Partido que obtengo desde el día anterior al de la fecha. No tengo que dudar del buen ánimo y constancia que asiste en (usted) y sus súbditos de su cargo, que especialmente les ha de dar a conocer lo que les he servido antes de poderlo hacer con la libertad del día. Ya es tiempo de que se doblen los cuidados de (usted) para alivio de los míos. Precisa que a la entrada del Maure se pongan vigías para que prontamente den aviso de cualesquiera tropa que pueda mandarnos en perturbación del sosiego que logramos en el día.

Ordene (usted) que todas las personas que van de este pueblo sin el correspondiente pasaporte en que esté estampada mi firma, como la tiene (usted) reconocida, se le ponga prensa y se me dé aviso del destino que llevaba y las cosas que se le encontrase. A los que vinieren de la sierra, que se les quite la correspondencia, la que fuere frívola que no trate del estado de los ejércitos, así nuestros como contrarios se les represarán las que trajeren algo contrario y lo favorable se le dejará pasar con el mismo conductor, esto es, significar a (usted) que la persona que no viniere de mala fe es de nuestro partido y los demás enemigos que deben asegurarse y remitirse con guardias de seguridad que serán satisfechas a costa del sujeto en quien fueren conducidas las cartas, en caso de que el portador sea fallido.

No omita usted nada de lo que queda expresado, y por el contrario, le amplio toda facultad para que opere como Comandante Militar, bien entendido que el premio de su mérito y demás personas que acrediten su amor al real servicio será primero el mío, que sólo me intereso en cuidar a los buenos servidores del Rey nuestro Señor.

A mi amada comadrita, muchos besamanos y reciba usted las más afectuosas memorias de todos los de ésta su casa, mi corazón entero por ser lo único que me resta en el que tengo encerrada la buena fe con que procedo y le ama su afectísimo compadre que sus manos besa.

Francisco Antonio de Zela”


SU MUERTE

Francisco Antonio de Zela murió en el Castillo de Lorenzo de Chagres, Panamá el 28 de julio de 1821, el mismo día de la Proclamación de la Independencia del Perú; muere sólo y abandonado en una de las mazmorras de esta prisión a la edad de 50 años, sin conocer la noticia de la Independencia del Perú.
  

POEMAS A FRANCISCO ANTONIO DE ZELA

De un libro inédito: Todo sobre Francisco Antonio de Zela (preguntas y respuestas)

TACNA

Bella Tacna, rincón de poesía,
que en la Patria marcaste nombre y fama;
cuando alegre viniste al mundo un día,
con la insistente faz de una pascana.

Tú que fuiste visión del caminante,
fuiste cuna de heroica valentía,
fuiste abrigo del alma que iba errante
deparando el amor que merecía.

La corriente del río que te cruza,
fue la fuente cristal que te dio vida;
ella fue del poeta alegre musa
y la de arrojo vibrante melodía.

A través de los años, fuiste emblema,
de una historia inmortal en ti nacida;
medio siglo en prisión marcaste el lema
en una lucha que jamás te sometía.

Fue tu lucha el símbolo genuino de justicia,
libertad el arrojo que exaltaba
el verdor de tus prados que acaricia
la luz tenue del sol que alto brillaba.

Fuiste cuna de valientes corazones,
fuiste tierna inspiración de poesía,
fuiste madre tú de las pasiones
que abrigaron a la verdad que no moría.

¡Bella Tacna! Rincón de poesía,
pedacito de tierra precursora de la Patria,
desde el mar hasta la alta cordillera
cuando Zela proclamara Libertad. ¡Bendita seas!

Fuiste esclava de rencores y venganzas,
medio siglo olvidada te tenían;
mas hoy van para ti mis alabanzas
con el canto que te aclama noche y día,
ese grito feliz que dan tus hijos.
¡Viva Tacna! ¡Viva la Libertad! Y la Patria mía.

Hoy hermosa te ves, llena de encantos,
y te agitas henchida de alegría;
repitiendo en un grito y en mil cantos.
¡Viva la Libertad! ¡Viva mi Patria! Y ¡Viva (hoy día)!  
Tacna
(A. V., 195?)


Soneto escrito por el vate tacneño Federico Barreto Bustíos, durante el cautiverio de Tacna. El compositor se apoya en el movimiento desplegado el 20 de junio de 1811, por Francisco Antonio de Zela y Arizaga.
 
La casa de Zela

Todo en mi Tacna el patriotismo halaga.
En esta casa, en ya remoto día,
nació la libertad. Aquí vivía
don Antonio de Zela y Arizaga.

Por esta puerta, el ínclito guerrero
salió a luchar contra el león hispano.
¡Le veo en el dintel, espada en mano!
¡Entre nuestros patricios fue el primero!

¡Adalid inmortal! ¡Torna a la vida!
Vuelve a tu patria desde lo infinito.
Tu sagrada misión no está cumplida…

Es necesario que de nuevo vibres;
lanza otra vez tu inolvidable grito:
“¡Tacneños, llegó la hora… somos libres!”




De Carmen Cafferata de Benavides Freyre.


Francisco Antonio de Zela

Fue en Tacna, la ciudad emblema,
donde Zela inmortal lanzara el grito
que atravesando mares y montañas
repercutió en el alma de los pueblos;
de aquellos pueblos que libertase ansiaban
a costa de su vida, pero honrando
el nombre del Perú… ¡Patria gloriosa!

Grito de rebelión, fue cual heraldo
del mensaje de luz de la esperanza,
para una fecha que estaría escrita
en el destino de nuevos horizontes,
redención absoluta de oprimidos
que en aras del altar de fe profunda
afirmaron su ideal… ¡La independencia!

Zela, hombre digno del suelo que escogiera
para escribir la historia de los libres;
sus rebeldías hechas de vigilias,
de vehemencias del amor que enciende
una hoguera sagrada en cada pecho,
una llama cual tea en el cerebro.

Supo aceptar con honra el sacrificio
de alejarse del hogar bendito,
y de la Patria a quien tanto amó,
mas su ejemplo cundió, dejó raíces,
fueron trofeos su nombre y su recuerdo
tal ofrenda legada a lo infinito;
y Tacna el pedestal inconmovible
a través de los siglos y la historia
de los hechos sublimes…

 

De Fortunato Zora Carvajal

ZELA

Temerario,
visionario,
Quijote de la libertad,
tu grito de rebelión
resonó como una clarinada
vibrante, en la noche oscura y desolada
de la opresión.

Pero, luego, te traicionaron,
como a Jesús los hombres,
cuyos nombres
ya maldijo la historia.
Como a Jesús te aprisionaron,
y con tu muerte, en el calvario de Chagres,
se agiganta tu ejemplo, tu heroísmo y tu gloria.

ZELA: tu grito sagrado de libertad
seguirá resonando en la madeja infinita de los siglos,
contra tiránicos vestigios,
contra una clarinada de eternidad.


De Enrique López Albújar

EL PRECURSOR   
  

      En la casona augusta, mansión gloriosa ayer
del más glorioso prócer que esta tierra del sur,
-cuna de altos varones- viera retar, audaz,
al indomable y engreído león español;
cuando un rugido suyo hacía todavía
a medio continente americano temblar,
una lozana legión estudiantil
ha dejado, gentil,
sobre la pétrea y gris fachada,
cual una O de admirativa exclamación,
una votiva corona de laurel,
impregnada del perfume de su corazón.      


      La agónica lividez de una tarde,
prematuramente invernal,
se ha fundido, medio humillada,
en el crisol crepuscular,
y la noche, siempre tras de las puestas
de sol, ha, diligente, comenzado
a tender su palpitante red de guiños
luminosos sobre la inmensidad.      


      Un silencio, que no es de pavidez,
sino de histórica dramaticidad,
flota en el ambiente de la casona augusta
que la legión estudiantil acaba de condecorar.
En el fondo de una imponente sala,
que es aula, altar, historia
y lo que más le habla a la imaginación,
del pasado y a Tacna, de su gloria,
se yergue, erecta y firme, la enfática figura
de un hombre, que no es un hombre de hoy.
Está envuelta en un halo de extraña claridad,
de una diafanidad celeste y pura,
que no es fulgor de luna ni de sol,
sino ese frío y misterioso brillo
que irradia el halo de toda santidad.       


      De entre el azul de su casaca,
flordelisada en negro y oro,
y en la que un rojo detonante
trazó sobre la V de las solapas
dos pinceladas zigzagueantes,
surge una faz serena y blanca,
como obstinada en inquirir,
entre los dos interrogantes
de sus rubias patillas,
lo que escondido tiene el porvenir.    
  

      Tras el prúsico añil de sus pupilas,
escrutadoras más que penetrantes,
a las que unas frondosas cejas circunflejas
les dan acento de resolución,
se ve la llama que fundió las rejas
de la servidumbre y que le diera pábulo
al espíritu de la rebelión.
Tiene al cinto una espada,
con la que presta fe de su hidalguía,
y a sus pies una cadena destrozada:
la de la sierpe de la tiranía.
Francia, viéndose así, le tomaría,
sin desdoro, por uno de sus hijos:
Sieyes, Saint Juste, Carnot,
o cualquiera de los corifeos
que devoró la saturniana revolución.      


      Y España, aquella España,
madre de toda hazaña,
exclamaría, con noble orgullo maternal:
“Conozco a este hombre; lo hice un día,
después de aquilatar bien su valía,
mi balanzario de una Caja Real,
y si en sus venas hubo sangre mía
y no la dio por mí, la dio por eso
que él persiguió y amó: un ideal.
Si en una hora de osadía
olvidó que fue fruto de mi seno,
no lo repudio ni condeno.
Ley es que el hijo, cuando fuerte,
se dé a sí mismo su destino
y por él luche hasta la muerte.
Así lo hice yo en toda hora y todo tiempo
y yendo siempre sola en mi camino”.      


      Pero este hombre no es un español ni un francés,
ni un jacobino, ni un conquistador;
es más que eso, mucho más: es
de la peruana libertad un precursor.
Es Zela, el hombre que a la voz que Castelli
lanzara, entre rugidos de humana tempestad,
desde el Alto Perú,
le respondiera, resuelto, con un grito inmortal;
grito reinvindicante, grito de plenitud,
en el que estaban condensados
todos los ayes arrancados,
durante tres centurias de horror y esclavitud.    
  

      Es Zela, el hombre que esos ayes recogió
y que al sentirse por ellos conmovido
la divina locura de los libertadores
de pueblos le poseyó;
esa locura que hace de todo poseído
un destructor demonio o un constructor dios;
que hace sentir del poseso la angustia,
del rebelde, la febril inquietud
y del mártir, un ansia de befa y crucifixión.
Por esa ansia, esa angustia y esa fiebre,
pudo en sus cuatro días de rebelión
hacer, como Jesús, de sí mismo el milagro
de darle a todos los que en él creyeron
el vino fuerte de su voluntad
y la hostia excelsa de su corazón.   
   
      Por esa fiebre fue jefe y soldado,
espada y pluma, verbo y acción.
Por eso en esos cuatro días, cuando Tacna
iba tras dél, fervorizada de pasión,
y en Caramolle le aclamaba como a libertador,
tuvo también su Pilatos, su via crucis,
sus caídas y su traidor.

 

CANCIÓN

De autor anónimo.

TACNEÑITO SOY
        (wayno)

Tacneñito soy,
de la tierra buena;
tacneñito soy,
de la tierra heroica
donde se oye el eco de la quena.

Yo canto esta canción
a la patria chica,
del bravo sin igual,
Francisco de Zela,
a la tierra heroica del Caplina.


Tacna mía, tierra mía,
Tacna mía, tierra mía,
eres mi suelo querido
y preferido.

Yo te quiero, yo te adoro,
por ti daría yo mi vida


Himno al colegio Francisco Antonio de Zela, de Tacna; compuesta por Eduardo Pérez Gamboa, el gran compositor tacneño.

FRANCISCO ANTONIO DE ZELA

(coro)

Juventud estudiosa que anhelas
aprender en la vida a triunfar,
en honor a la Patria en que Zela
inmolóse por su libertad.

Y ante el nombre del prócer glorioso
distintivo de nuestro plantel,
entonemos este himno armonioso
que es tributo al valor y al saber. (bis)

El ejemplo de Zela nos enseña
de la ignorancia nuestras vidas libertar,
emprendiendo la marcha hacia el futuro
sin desmayos, con firmeza y con tesón. (bis)

Al color de las sabias enseñanzas,
nuestras mentes modelemos con fervor,
abrigando las más caras esperanzas,
de ser útiles a nuestro gran Perú. (bis)

(Coro)




DOCUMENTAL DEL PRIMER GRITO DE LIBERTAD DE "FRANCISCO DE ZELA"







Fuente: Recopilación de la red

29 comentarios:

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Yo soy tacneño mi nombre es Ruben Erick Anahua Lanoja tengo 15 años y me siento muy orgulloso de ser tacneño auque estoy lejos la quiero y algun dia regresare y besare el suelo que me vio nacer la extraño mucho.

TE QUIERO TACNA HEROICA

Nunca ha tenido en sus manos el proclama que dice que leyó el 20 de junio en la noche, porque el manifiesto de Castelli está fechado en Huaqui el 18 de junio. Romulo Cuneo nos contó mal la historia. LES RECOMIENDO LEER " LA GRAN ESTAFA A LA HISTORIA DE TACNA"

aiii yaya no se pelen tacna es asi y punto jumm xD

Hola me llamo isabekl..ps toy en paillardelle..umh..si tacna es linda tiene sus parets buenas y malas pero..si tacna es grande obn tanto pero asi es ps ...pero k mal amiaga o amigo cuando uno kiere a tacna no dice esas cosas ..ps ta chida la informacio..pz ..muy asi tenemos k ser ..por 1000pre unidos..jajaj...
!!!....KE VIVA TACNA HEROICA....!!1POR 100PRE FLECADO..>>----100POR CIENTO TACNEÑA D CORAZON--->PZZZ...Y K NO VA ZEL..jajaja..xube tu comentario ..zhiipp..OPNE...!!!

Viva Tacna, Viva mi Patria. Vivan los tacneños de Gran Honor que a su patria nunca negó. Una corona a esos valientes que murieron defendiendo la Patria.

zii vivaa tacnaa la mejorciudad d too l mundoo =P

Tacna: La mejor ciudad del mundo <3 (:!! ... Me siento tan orgullosa de ser tacneña <3

OKIS MUY LINDO HE SI ALGUIEN TIENE UN PROBLEMA CON LA CUIDAD HEROICA O SI HA ALGUIEN LO INCOMODA Q SE RETIRE DE TACNA Y NO VUELVA JAMAS HE ...POR Q TACNA ES UNA SOLA Y SOLA LA MATENDREMOS NOSOTROS

tengo que ser un afiche fransisco XD

Como no amar a una ciudad que vio nacer a heroes que gritaron LIBERTAD ,no solo por la independencia si no tambien en el cautiverio , los que no nacieron en Tacna nunca sabran lo que sentimos,recibimos un legado maravilloso el de ser libres llenos de ideales que le dan sustento a nuestra nacion .
que viva Tacna.
CARLOS ALBERTICO. (tico)

SOY UNA ANONIMA Y YO PLENSO QUE TACNA ES HERMOSA Y DE QUE DEBEMOS VALORAR

amo a mi tacna preciosa y llena de esperanza-ser tacneña es mi orgullo... te amo tacna preciosa.

te amo... mi tacna preciosa 1oox1oonto tacneña y bueno pus opino que debemos de estar orgullosos de ser tacneños xque es un honor y ademas no hay nada tan hermozo comotacna ...yo coraima x1oopre tacneña de corazon

Excelente blog donde nace el patriotismo de los tacneños. Quisiera que publique el editor de este artículo: ¿cuál es el nombre original de Zela?¨ ¿hubo celebraciones en el centenario del grito de libertad en Tacna? y otras que se pasan al olvido y como tacneños deberiamos saber nuestra historia. Saludoss.....¡¡¡

ola yo soy una persona x y me parece bien la frase xq bn soy tacnena grax francisco en paz descanses

olaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

A MI ME PARECE BONITO X Q SEPUEDE SACAR PREGUNTAS PARA INFORMARNOS MASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS PZ AMIGOS(AS)

tanpikko dijo
que chebre blog lo voy a baner

andres dijo
este blog no me gusta lo boy
a baner este blog

Tengo el orgullo de ser TACNEÑA y SOY FELIZ !!!

a esta pagina le falta mas información a fondo de la revolución de tacna mas sobre la carta que le enviaron a zela ♦ ♦

man quiero informacion p de este precursor pa exponer minimo 15 hojas . metalero_123_12@

soee orgulloza de serr tacneñaaa

oh es muy lindo tancA
CUIDNLO PIZZZZZZZZZ

Publicar un comentario en la entrada